3. Difundir los contenidos

Las redes sociales son una herramienta muy potente para comunicarnos con nuestros clientes. Los contenidos que les ofrecemos pueden ser originarios de diversas fuentes: las que creemos nosotros o las externas. Elegir los mejores contenidos y saberlos mostrar de la mejor manera, nos dará un valor añadido a las personas y organismos que nos siguen.